Estás en: RelatosANGOLA > LUANDA                              ¿ te gusta viajar ?
Avatar del viajeroViajero desde 11/3/2020

Nick: HELIOGOBALO

Viajar es despegarte de tu mundo por un tiempo.

 LUANDA IV (ANGOLA)

 Escribe el relato: julio

Opiniones ( 0 )

DA TU VOTO                  Votos: 1           
Resultado 1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos

Es más bien Luanda una ciudad violenta pero no, eso no es del todo cierto, no es una ciudad violenta al estilo que puede ser por ejemplo Rio de Janeiro, en la que acostado en la cama puedes oír los tiroteos de las favelas, lo que realmente es Luanda es una ciudad que produce inseguridad que no es lo mismo. O por lo menos a mí me lo produce, esas calles oscuras o mal iluminadas, esas aceras rotas, esos grupos de jóvenes sin nada que hacer, el tráfico sin reglas, esas cucarachas de un tamaño tal que dudo que un gato europeo se atreviese con ellas, esas personas durmiendo en la calle, los continuos cortes en el suministro eléctrico. Quizás la inseguridad también pueda venir producida por la incomodidad que me ocasiona ver la colección de todoterrenos de lujo y súper lujo que están aparcados a la salida de restaurantes, hoteles y edificios oficiales a la espera de sus propietarios y observar como de entre estos símbolos de prosperidad y riqueza aparece de repente un hombre reptando por el suelo, avanzado únicamente por el impulso que le proporcionan sus manos mientras sus piernas inútiles cuelgan tras él como la cola de un pescado.


Posiblemente sea Luanda la ciudad con los coches más limpios del mundo, no hay bar, restaurante, garito o esquina de la calle que se precie donde no haya un grupo de cinco o seis personas, normalmente jóvenes con edades que no superan la veintena, que con unos cubos llenos de agua sucia y unas bayetas de color indefinido y a cambio de unas pocas monedas, no dejen los vehículos impolutos y brillantes. Mojan sus trapos en el agua y se dedican a la limpieza con esmero. Limpian los cristales, las gomas de los limpias, los dorados y cromados, los faros, las llantas, las ruedas, las luces traseras, los guardabarros, los bajos, las matrículas…. Cuando terminan, allí se quedan, charlando y riendo entre ellos mientras esperan que el dueño del coche se vaya y otro afortunado entre al restaurante, aparque su coche y decida limpiarlo. Creo que esto una vez fue definido por cierto presidente de los EEUU como chorreo y lo defendió como un principio básico de redistribución de la riqueza. A mí, más bien lo que me produce es cierto desasosiego.


Más aún que en otros lugares en Angola son los coches los verdaderos indicadores del nivel social de las personas, a más nivel, más grande es tu todoterreno y más cromados y lunas tintadas tiene. Además, el tener un todoterreno te da derecho a despreciar cualquier norma de circulación ya sea en la ciudad o en la carretera, haciendo que los escasos pasos de cebra existentes en la ciudad, sean poco menos que inútiles rayas pintadas en la cazada y los límites de velocidad o las prohibiciones de adelantar en las carreteras son extrañas señales de incomprensible significado. Como resultado, las carreteras angolanas están llenas en sus cunetas de vehículos accidentados, saqueados y abandonados y esto también provoca cierta desazón a la hora de conducir.


En este país los ricos, los poderosos, las altas instancias del partido y del gobierno en última instancia los ganadores, son los dueños de esos inmensos todoterrenos que indican su éxito social y son también una manera de conseguir la admiración de la gente, pero a la vez estos autos son también la muestra de su debilidad, la señal que nos indica que todos ellos no son más que pájaros en una jaula de barrotes de oro, donde sólo se pueden mover de sus residencias convertidas en fortines a esos otros lugares en los que sin miedo a que les desvalijen pueden mostrar su riqueza y poder, mientras aquellos que no tienen coche, que ocupan y viven en las aceras de la ciudad, los pobres, los desheredados, los lisiados son los verdaderos dueños de la misma, libres de moverse por donde quieren, de andar por la noche sin miedo a que les puedan despojar de lo que no tienen.


Viajar por:
ANGOLA
,
LUANDA

OPINIONESLUANDA IV (ANGOLA)

FOTOS DEL VIAJE

PINCHA AQUÍ PARA VER LA GALERÍA A TAMAÑO REAL

ESTADÍSTICAS DEL RELATO


Estadisticas del viajero

Escrito desde: 2/2/2021
Lecturas: 289
Votos: 1
Favorito: 0
Recomendado: 0


ÚLTIMOS RELATOS

APARTHEID

APARTHEID [Namibia]
Escribe: heliogobalo | 0 Opiniones.

Granjas

Granjas [Namibia]
Escribe: heliogobalo | 0 Opiniones.

Swakopmund

Swakopmund [Namibia]
Escribe: heliogobalo | 0 Opiniones.

LO MÁS VISTO EN CUENTATUVIAJE