Estás en: RelatosITALIA > ROMA                              ¿ te gusta viajar ?
Avatar del viajeroViajero desde 11/14/2008

Nick: SPB

Viajar es despegarte de tu mundo por un tiempo.

 TERMINAR EL AÑO EN ITALIA (IV): ROMA (2)

 Escribe el relato: SALVADOR DE PEDRO BUENDIA

Opiniones ( 0 )

DA TU VOTO                  Votos: 5           
Resultado 1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos

Para visitar y conocer con detalle el centro de Roma recomiendo, sobre todo, el recorrido a pie.

Permite fijarse en detalles, apreciar pormenores de los edificios, ver las tiendas y comercios, escuchar diferentes idiomas, y especialmente gozar de la diversidad de calles, callejuelas y avenidas.

No obstante, no es mala idea –antes bien lo recomiendo— tomar uno de los autobuses de visita turística (hay 3 ó 4 diferentes compañías con servicio similar e igual coste, 1 día x18 Euros) que permiten dar un recorrido completo a la ciudad en más o menos una hora y media, para después decidir en qué puntos o paradas se baja del bus, se visita monumento o zona y se retoma el autobús para ir a otro monumento o lugar.

Después de hacer esto el primer día, cuando ya el viajero se ha familiarizado con la ciudad, es posible tomar el metro (limitado, aunque útil para ciertos trayectos) o el autobús.

Desde luego, nada mejor que “patear” las calles, para lo que un buen calzado y ropa adecuada a la estación resultan necesarios.

En nuestro caso, el primer día completo de estancia en Roma tomamos el bus turístico cerca del Coliseo y viajamos en él por la isla del Trastevere –junto al río Tíber y el típico barrio--, Torre Argentina, cercanías de la piazza Navona, piazza Venezia, cercanías de la fontana de Trevi, via Veneto, hasta los jardines de villa Borghese, piazza del Popolo, mausoleo de Augusto, castillo de Sant Angelo y el Vaticano.

Dejamos el autobús en la vía de la Conciliazione, la que enfrenta directamente a la plaza y a la Basílica de San Pedro, a donde nos dirigimos, aunque sobre el Vaticano ya escribiré un relato independiente.

Una vez visitado, someramente, el Vaticano, porque el grueso de la visita quedó relegado para otro día, decidimos –pese a poder hacerlo en el bus turístico— caminar…

Y así fuimos hasta el castillo de Sant Angelo, que visitamos, cruzando el puente del mismo nombre sobre el Tíber, y nos dirigimos por las orillas del Tíber en dirección al Panteón, aunque nos fuimos deteniendo en la multiplicidad de iglesias y basílicas que el camino nos brindaba, muchas de ellas con el escudo papal y el blasón del cardenal adscrito a esa basílica. Nos topamos, sin pretenderlo, con la llamada Basílica de Santiago de los Españoles, en la que precisamente se anunciaban cultos en lengua española.

Y por este camino accedimos a uno de los puentes por lo que se accede al Trastevere, precisamente el que enfrenta con la iglesia de Santa María del Trastevere.

El barrio del Trastevere rezuma tipismo de finales del siglo XIX y mediados del XX, con sus calles estrechas, pavimentadas de adoquín, sus casas antiguas –la mayoría reformadas—con multiplicidad de bares y restaurantes. Pero a este barrio dedicaré otro relato específico.

Desde el Trastevere, cruzando el Tíber por la isola di Tevere, la isla del Tíber, en la que se halla un hospital y un par de iglesias dedicadas a San Andrés, volvimos a tomar el bus turístico, que nos llevó hasta las proximidades de la fontana de Trevi.

La fuente de Trevi es tal vez la más popular entre los turistas, no solamente por su belleza escultórica y monumental, sino porque se halla en una plaza de dimensiones más bien pequeñas para tan colosal obra, y porque existe la tradición de arrojar monedas al estanque, formulando un deseo, un hábito o costumbre que he hallado en casi todas las fuentes de Europa que he visitado, y que aún no comprendo bien del todo por qué sobrevive.

Acercarse al borde la fuente es casi más difícil que obtener una audiencia con el Papa en el Vaticano, y especialmente hacer una foto a los tuyos, sin que aparezcan por enmedio  ignotos turistas, es tarea para pacientes y afortunados.

De la belleza del monumento, solamente decir que es uno más de los muchos y maravillosos que se encuentran en Roma.

Desde la fontana de Trevi es recomendable, así lo hicimos nosotros, ir a la plaza Barberini y palpar el ambiente y desde allí retomar el bus para pasar cerca de la estación Termini, Basílica de Santa María la Mayor y llegar al Coliseo.

El Coliseo es grandioso e impresionante.

Sorprende que haya permanecido casi totalmente en pie después de tantos años y sorprende además la organización que los romanos tenían para sus juegos, ya que 70 años antes de Cristo, cuando Vespasiano organizó su construcción, si la memoria no me falla, se prepararon las estancias de los gladiadores, los recintos para fieras y animales, los lugares para el público, la tribuna para el emperador.

La afluencia de turistas es enorme, y hay que hacer –me refiero a un 31 de diciembre— más de 45 minutos de cola. La entrada no es barata, aunque mayores de 65 años no pagan y los estudiantes tienen entrada reducida.

En el Coliseo hicimos fotos de todo tipo, que se mostrarán en Internet.

Y para acabar este somero repaso de la Roma monumental y céntrica (repaso limitado, por falta de tiempo y de espacio para escribirlo todo) mencionar que la piazza Navona es bella, con fuentes artísticas, pero degradada por una especie de mercadillo que le priva de presencia; que el Panteón es interesante, pero la plaza la desnaturalizan un montón de restaurantes; que el Mercado de las Flores, tan renombrado, es simplemente eso, una plaza en la que se venden flores.

Los jardines de villa Borghese son para pasearlos con tiempo, pero apenas si pudimos hacerlo, porque llovía y porque la temperatura no sobrepasaba los 5º C.

En fin, Roma es Roma, y solamente a base de muchos viajes, particularizando en cada ocasión, puede el visitante adentrarse en los misterios, los olores, las presencias, las formas y las esencias de tan maravillosa ciudad.

Se puede visionar  fotos en el album de Webshots al que se accede mediante el siguiente link: http://family.webshots.com/album/569619079ZRGqMt


 










Viajar por:
ITALIA
,
ROMA

OPINIONESTERMINAR EL AÑO EN ITALIA (IV): ROMA (2)

IMÁGENES DEL RELATO

NO HAY FOTOS DISPONIBLES PARA ESTE VIAJE

ERES EL AUTOR DE ESTE RELATO ?.
SI ERES T, PINCHA AQU Y AADE TUS FOTOS.

ESTADÍSTICAS DEL RELATO


Estadisticas del viajero

Escrito desde: 2/26/2009
Lecturas: 6218
Votos: 5
Favorito: 0
Recomendado: 0


ÚLTIMOS RELATOS

Rutade10díasencocheporJordania

Ruta de 10 días en coche por Jordania [Siria]
Escribe: MOCHILEANDO | 1 Opiniones.

LO MÁS VISTO EN CUENTATUVIAJE